DOMINIO EN VENTA

El dominio miultimavoluntad.com está en venta.
Si estás interesado en comprarlo puedes comunicarte con nosotros a info@miultimavoluntad.com

viernes, 25 de junio de 2010

El tango llora a Gardel

En el 75 aniversario de la muerte de El Zorzal Criollo, lanacion.com propone un recorrido por su vida, obra y lugares tangueros emblemáticos; cómo fue su muerte y una charla con un gran admirador: Cacho Castaña

Foto: JOSE SILVA

A 75 años de la muerte de Carlos Gardel, el tango aún llora su ausencia. Como en cada aniversario, su Buenos Aires querido recuerda al Zorzal Criollo, al tanguero más importante de la primera mitad del siglo pasado.

Para develar el trágico final, lanacion.com habló con el comodoro retirado de la Fuerza Aérea Argentina Luis Eduardo Ortiz, quien realizó una minuciosa investigación técnica para conocer las causas que motivaron el accidente aéreo en Medellín, Colombia.

"Descarto un atentado", dijo este aviador e ingeniero aeronáutico con más de 40 años en el estudio de este tipo de accidentes. Ortiz comentó que era una materia pendiente investigar sobre la muerte del ídolo de su padre, fanático del tango. Ahora, con la recreación de lo sucedido aquel 24 de junio de 1935, habló del fuerte viento de ese día, de un avión cargado al límite de su peso y de un piloto con escasa experiencia en naves de gran porte. A partir de este trabajo, que incluso fue reconocido internacionalmente, siente que cumplió con una de sus misiones en la vida.

Musa inspiradora. Para Cacho Castaña, "Gardel murió, pero no muere". Y agregó: "Mueren los olvidados, él nunca". En una entrevista con lanacion.com, el artista habla de su cercanía con Gardel, de su admiración y de su valor como musa de inspiración. "Inconscientemente, de noche, cuando uno se pone a componer te inspirás en Gardel y en muchos otros de los grandes; uno piensa en ellos; cuando los fantasmas atraviesan las paredes se sientan al lado mío y es un momento mágico", cuenta.

"Soy Cacho de Buenos Aires y tengo un sueño escondido: cantar igual que Gardel", reza uno de sus tangos predilectos. "Mi Buenos Aires querido, antes del amanecer, voy a entoldarte las calles por si volviera Gardel".

Fuente La Nacion

No hay comentarios:

Publicar un comentario