DOMINIO EN VENTA

El dominio miultimavoluntad.com está en venta.
Si estás interesado en comprarlo puedes comunicarte con nosotros a info@miultimavoluntad.com

jueves, 24 de junio de 2010

A un año de la muerte de Michael Jackson

El rey del pop falleció el 25 de junio del 2009; aún persisten las dudas en su familia sobre lo que ocurrió



En un monumento en Munich, los fanáticos alemanes armaron su propio altar, en la víspera del aniversario de su muerte.

Primero parecía un rumor. No es raro que se haga circular el "pescado podrido", como se dice en la jerga, sobre todo a propósito de grandes estrellas. Pero tratándose de un artista de la talla y fama de Michael Jackson, de inmediato saltó la señal de alerta en el periodismo del espectáculo de todo el mundo. "Habría muerto el rey del pop", titulaban algunos portales y nadie sabía qué de cierto había en semejante afirmación.

Las horas pasaban y el rumor iba tomando forma de noticia. El mundo se mantenía en vilo a la espera de un dato que aclare algo, con el profundo deseo de que no sea otra cosa que una falacia más de los que gustan de inventar chismes.

Inmediatamente después de conocer la noticia, los fanáticos del Rey del Pop se manifestaron en su memoria; aquí, con los guantes, uno de los íconos más representativos del artista

Pero como dice el dicho, "las malas noticias vuelan", en pocas horas la incertidumbre llegó a su fin con el fatídico titular del sitio de Internet del diario Los Angeles Times (diario de la ciudad en la que estaba residiendo el cantante): "Murió Michael Jackson".

Una profunda tristeza invadió a los fanáticos de un artista que se consagró hasta obtener el título de Rey del Pop y fue reconocido en todo el mundo. Pero pasado el shock y el duelo, una avalancha de preguntas exigieron una respuesta urgente: ¿Qué pasó? ¿Por qué murió el artista pop más destacado de los últimos tiempos?

Las hipótesis de su muerte. El primer señalado por el fallecimiento del cantante fue su médico personal, Conrad Murria, quien había sido contratado para cuidar la salud de Jackson mientras éste se preparaba para una monumental serie de conciertos en Londres, y fue la última persona que lo vio con vida. Cuando se confirmó que el astro falleció por una sobredosis de un anestésico, todas las acusaciones fueron hacia él.

Este retrato, titulado El ojo azul de Michael Jackson, forma parte de la docena de retratos inéditos íntimos realizados en 1999 por el fotógrafo francés Arno Bani.

"Soy inocente", repitió una y otra vez el médico, pero tuvo que admitir en el juicio le administró el anestésico de hospital propofol y otros sedantes al artista, y esta fue la mala praxis que le provocó la muerte. Tras varias audiencias, fue procesado.

No obstante, la familia no está conforme. Y la hipótesis de un asesinato por dinero cada vez cobra más fuerza. Recientemente, Latoya Jackson, hermana de la superestrella, explicó en una entrevista con la cadena televisiva GMTV sus razones para sostener esa teoría. "Valía mucho más muerto que vivo", aseguró. "Desde el día que averigüe que Michael ya no estaba con nosotros, cuando mi madre me gritó en el teléfono que estaba muerto, enseguida me pregunté quién lo había hecho", relató tras destacar que la sentencia que considera la muerte un accidente es "es una bofetada en la cara, no sólo para Michael sino para toda la familia". "Es totalmente injusto, equivocado y no fue un accidente", sentenció.

La acusación no es nueva, ya que semanas después de la muerte de Michael Jackson, la también cantante dio sendas entrevistas a tabloides británicos en las que no sólo argumentaba la tesis del asesinato sino que decía saber quiénes eran los asesinos.

"Hubo una conspiración. Creo que fue todo por el dinero. Michael valía más de 1.000 millones de dólares en activos por derechos de difusión musical y alguien lo mató por eso. Valía más muerto que vivo", dijo entonces la hermana mayor del cantante.

Latoya aseguró que ese "grupo de personas" robaron 2 millones de dólares en efectivo y numerosas joyas de la casa de su hermano, que le engancharon a las drogas, que le aislaron de su familia y amigos "para que se sintiera solo y vulnerable", y que le obligaron a trabajar "hasta la extenuación" para seguir ganando dinero.

Michael, según el testimonio de Latoya, no quería dar la serie de 50 conciertos que tenía programados en Londres el año pasado.

"Hace menos de un mes, yo dije que pensaba que Michael iba a morir antes de las actuaciones de Londres porque estaba rodeado de gente que no albergaba las mejores intenciones en su corazón", dijo el año pasado Latoya, que definió a su hermano como una persona "muy dócil, callada y cariñosa, de la que la gente se aprovechaba".

Fuente La Nacion

No hay comentarios:

Publicar un comentario