DOMINIO EN VENTA

El dominio miultimavoluntad.com está en venta.
Si estás interesado en comprarlo puedes comunicarte con nosotros a info@miultimavoluntad.com

miércoles, 19 de agosto de 2009

Federico García Lorca, 70 aniversario de su muerte

Federico García Lorca

Uno de los poetas más recordados en el mundo es Federico García Lorca, no precisamente por su grandes poemas, sino porque contrario a otros poetas militantes igualmente prestigiosos de su época, nunca perteneció a partido alguno, razón por la cual murió.

Hoy se cumplen 70 años de su muerte y en España la celebración de su aniversario tendrá lugar en Alfacar (Granada), donde reposan sus restos. Allí se rendirá también tributo a las víctimas de la guerra civil, en un homenaje en el que participarán representantes del mundo de la cultura y estudiantes de universidades extranjeras que han investigado la figura de García Lorca.

El poeta encerrado en las cárceles del franquismo y condenado a muerte a los 38 años por ejercer su libre pensamiento y por manifestar su ideología, ha sido uno de los más y peor leídos de nuestra lengua. Quizás deba su gloria a su muerte absurda.

“Era de izquierdas, tenía gran éxito como escritor y era homosexual", dijo el historiador y escritor Ian Gibson. También era hijo de un hacendado y una maestra que le enseñó a tocar el piano desde niño. Intentó estudiar derecho en la universidad, pero abandonó la academia para dedicarse exclusivamente a la literatura, la pintura y la música.

A los 21 años se mudó a Madrid donde hizo amistad con Dalí, Buñuel y Alberti, con quienes encontró una respuesta a la desolación de la vida moderna.

A pesar de su prestigio y popularidad, luego de una crisis emocional García Lorca decidió viajar a Cuba y Estados Unidos en busca de alivio y nuevas fuentes de inspiración. El viaje produjo una obra maestra: Poeta en Nueva York, un libro que expresa el horror ante la falta de raíces naturales, la ausencia de una mitología unificadora o de un sueño colectivo que den sentido a una sociedad impersonal, violenta y desgarrada.

En general, su obra, que puede agruparse en farsas, comedias, tragedias y dramas, se inscribe en el dramatismo y el realismo político, inspirado en temas como el amor, la esterilidad, la infancia y la muerte.

Estos poemas, su desenfadada homosexualidad, y la firma del Manifiesto a favor del Frente Popular, que ganó las elecciones del año 36 en España, fueron los motivos que activaron la mano de sus asesinos.

A continuación, uno de sus poemas más celebres:

La casada infiel

A Lydia Cabrera y a su negrita

Y que yo me la llevé al río
creyendo que era mozuela,
pero tenía marido.
Fue la noche de Santiago
y casi por compromiso.
Se apagaron los faroles
y se encendieron los grillos.
En las últimas esquinas
toqué sus pechos dormidos,
y se me abrieron de pronto
como ramos de jacintos.
El almidón de su enagua
me sonaba en el oído,
como una pieza de seda
rasgada por diez cuchillos.
Sin luz de plata en sus copas
los árboles han crecido
y un horizonte de perros
ladra muy lejos del río.
*
Pasadas las zarzamoras,
los juncos y los espinos,
bajo su mata de pelo
hice un hoyo sobre el limo.
Yo me quité la corbata.
Ella se quitó el vestido.
Yo el cinturón con revólver.
Ella sus cuatro corpiños.
Ni nardos ni caracolas
tienen el cutis tan fino,
ni los cristales con luna
relumbran con ese brillo.
Sus muslos se me escapaban
como peces sorprendidos,
la mitad llenos de lumbre,
la mitad llenos de frío.
Aquella noche corrí
el mejor de los caminos,
montado en potra de nácar
sin bridas y sin estribos.
No quiero decir, por hombre,
las cosas que ella me dijo.
La luz del entendimiento
me hace ser muy comedido.
Sucia de besos y arena
yo me la llevé del río.
Con el aire se batían
las espadas de los lirios.

Me porté como quién soy.
Como un gitano legítimo.
La regalé un costurero
grande, de raso pajizo,
y no quise enamorarme
porque teniendo marido
me dijo que era mozuela
cuando la llevaba al río.

Fuente: Redacción Universia

No hay comentarios:

Publicar un comentario