DOMINIO EN VENTA

El dominio miultimavoluntad.com está en venta.
Si estás interesado en comprarlo puedes comunicarte con nosotros a info@miultimavoluntad.com

jueves, 11 de junio de 2009

Funermostra 2009 esquiva la crisis presentando los ataúdes más originales

El sector funerario español afronta la coyuntura actual con buenas perspectivas económicas, pues aunque las defunciones han bajado en lo que va de año entre un 5 y un 10%, el valor seguro de este negocio permite a las empresas ser más ecológicas e innovar con pasiones vitales, como el fútbol y la moda.
Ver galería de fotos de la feria FUNEMOSTRA 2009.

Modelos de urnas funerarias

Así lo han coincidido en asegurar algunos de los representantes de las 150 firmas que acuden este año a la décima edición de Funermostra, el certamen internacional de Productos y Servicios Funerarios que acoge Feria Valencia entre hoy y el próximo viernes como escaparate dedicado al mundo de las pompas fúnebres.

A lo largo de 3.000 metros cuadrados, el visitante profesional puede comprobar -bajo un movido y optimista hilo musical, que incluye hasta el "Viva la vida" de Coldplay- las últimas novedades y tendencias del sector.

Este año destacan especialmente los dos modelos de ataúdes diseñados por el modisto catalán Antonio Miró para Marcs Urnas Bach, uno en madera marrón y líneas tradicionales con interior de terciopelo, y otro azul de fibra, que evoca a un sarcófago egipcio de curvas futuristas y libre de bisagras.

Ambos féretros, enmarcados en su nueva línea textil-funeraria "Toda una vida", suponen la primera incursión de Antonio Miró en el negocio mortuorio, a la que según el presidente de esta empresa barcelonesa, Santiago Bach, seguirán el diseño de urnas y columbarios.

"Hay que desdramatizar el sector" y ponerlo "de moda", señala Bach; "todos vamos a morirnos", así que si durante nuestra vida nos hemos decantado por el mundo de la moda, "¿por qué no elegir un ataúd de marca" para el final de nuestra existencia?, se pregunta.

Ambos féretros, fabricados por la empresa de Xàtiva Maderarte, son "accesibles para todo el mundo" en gamas alta, media y baja, han despertado ya "mucho interés" y la empresa está "convencida" de que durante estos días se venderán "muchos".

"Aquí la crisis no afecta", añade tajante Bach, para quien el mercado funerario "no baja" sino que como mínimo "se mantiene" en épocas de crisis como la actual, una coyuntura que para otros representantes del sector solo se nota en una bajada de la facturación global porque aumentan los pedidos de productos más baratos.

Así lo señala el gerente de la empresa de ataúdes Maderarte, Ignacio Casasnovas, quien sobre las tendencias de los féretros apunta que vuelve a predominar el gusto por las paredes gruesas y el mate, frente al brillo que dominaba la madera mortuoria de los últimos años.

Frente a estos sepulcros tradicionales, la empresa austríaca Arcum presenta en España su ataúd de Fibratec, un cartón "de muy alta calidad" que se monta en apenas diez minutos, pesa apenas nueve kilos y permite serigrafiar cualquier diseño o fotografía en su exterior, apto tanto para inhumación como para cremación. Además, ofrece cinco tamaños para animales y mascotas.

Según el ingeniero Ernesto Schobesberger, este féretro tiene su principal baza en que es "totalmente ecológico" y mucho más barato que un ataúd normal. En el expositor de enfrente, el representante de Maderarte señalaba que el cartón no es por ahora "una amenaza directa" a su negocio.

En Funermostra también destaca la apuesta de Giem, empresa especializada en urnas y que ofrece depositar las cenizas en un mosaico de pequeños nichos instalado en la parroquia del barrio o en la sede del equipo deportivo favorito. Así, en el estadio Vicente Calderón reposan ya los restos de seis forofos y aún hay capacidad para 2.600 más e incluso para 400 familias "colchoneras".

Según su jefe de ventas Joan Arbós, la empresa negocia ya con otros clubes de la Primera División, con equipos extranjeros y hasta con el circuito de Montmeló como posibles nuevos camposantos del siglo XXI.

Y para quien prefiera los Campos Elíseos tradicionales, el Ayuntamiento de Valencia ofrece a partir de esta semana, en tres turnos sabatinos y hasta con servicio en inglés, "Museo del Silencio", una ruta cultural por el Cementerio General para visitar las tumbas y panteones de ilustres huéspedes, como Sorolla, Benlliure o Blasco Ibáñez.

Fuente: El Imparcial

No hay comentarios:

Publicar un comentario